Como se afila un cuchillo jamonero

Cómo afilar un cuchillo jamonero paso a paso

Saber cómo afilar un cuchillo jamonero es una cuestión muy importante a la hora de cortar jamón. Solo con el cuchillo preparado adecuadamente obtendremos lonchas con el grosor perfecto. Para cortar jamón en casa como es debido hay que disponer de una serie de utensilios tales como el jamonero y un kit de cuchillos a la altura, compuesto por un cuchillo y una broca, también conocida como chaira. ¿Quieres aprender a utilizar estos elementos? Ya no tienes de qué preocuparte porque en Enrique Tomás vamos a explicarte qué hacer para usarlos correctamente.

https://youtu.be/Jvje4msdxg8

La importancia del cuchillo jamonero para obtener un buen corte

Primero de todo, hay que tener en cuenta que el cuchillo jamonero es un utensilio que corta muchísimo así que, antes de empezar a lonchear, ten en cuenta que tu mano SIEMPRE tiene que estar situada por encima de la zona por la que estás cortando, de no ser así podrías hacerte daño si el cuchillo se te resbala.

Los cuchillos jamoneros suelen ser herramientas para toda la vida. La hoja de los cuchillos jamoneros suele ser de acero inoxidable, un material resistente y ligeramente flexible que se suele utilizar mucho en la cocina. El mango por su parte puede ser de diferentes materiales, desde acero inoxidable hasta plástico o madera. Si aún no tienes tu cuchillo jamonero para empezar a cortar jamón te recomendamos que consultes "Cómo elegir un buen cuchillo jamonero?" y te dispongas a comprar el que más se adapta a tus necesidades.

Al comprar un cuchillo jamonero, lo habitual es que venga acompañado de una broca o chaira. Este utensilio sirve para mantener tus cuchillos bien afilados. Mide unos 30 cm de largo y en lugar de tener la hoja afilada, tiene una vara redondeada que sirve para afilar el cuchillo. A continuación te contamos cómo afilar un cuchillo jamonero con este utensilio.

Los 7 pasos para afilar un cuchillo jamonero

Límpia y seca ambos objetos antes de empezar y, en cuanto lo hayas hecho, podemos empezar:

  1. Para afilar el cuchillo hay que repetir constantemente un movimiento de ida y venida con las manos sujetando con una el cuchillo y con la otra la chaira. La hoja la tienes que pasar por la chaira tantas veces como sea necesario.
  2. Este movimiento tienes que realizarlo siempre en la misma dirección sin olvidar que los cuchillos tienen dos caras y, por lo tanto, hay que afilarlas las dos.
  3. Haz esta acción inclinando ligeramente tanto el cuchillo como la broca y haz los movimientos de delante hacia atrás en repetidas ocasiones separando cada vez el cuchillo de la broca.
  4. La chaira hay que pasarla tanto por la parte superior de cuchillo como por la inferior. La parte delantera es con la que vamos a cortar mientras que la trasera, la más pegada al mango no la utilizaremos, pero si también la afilamos nos aseguramos de que todo el utensilio esté siempre en buen estado.
  5. Como ya hemos explicado, este movimiento tiene que ser repetido tantas veces como sea necesario hasta conseguir afilar el cuchillo. Para comprobar si está afilado puedes pasar el dedo por la hoja con una servilleta o algún tipo de papel de cocina y, si lo corta, es que está listo. Es importante que utilices esta protección porque, de no ser así, podrías hacerte daño.
  6. En cuanto veas que el cuchillo está afilado, pásale un trapo y así te desharás de las pequeñas partículas de polvo metálico que se hayan podido desprender.
  7. Al terminar de cortar el jamón, podrás lavar tanto la chaira como el cuchillo pero recuerda hacerlo con cuidado.

Otros métodos

Además de la chaira, existen otras opciones con las que afilar el cuchillo jamonero. La primera es con una piedra de afilado, una manera que, aunque tiene sus seguidores, no es la más aconsejable. Al igual que con la chaira, hay que colocar los brazos inclinados sujetando con una mano la piedra y con la otra el cuchillo. Como consejo, es recomendable dejar a remojo las piedras de afilado dos horas antes de utilizarlas.

La segunda opción es llevar tu cuchillo a una tienda especializa para que te lo afile un profesional. Si no dispones de chaira o piedra, recurre a esta opción y tendrás tu utensilio a punto cuando vayas a usarlo.

Cada cuanto hay que afilar el cuchillo jamonero

En casa, lo ideal es afilar el cuchillo jamonero cada vez que tengas que utilizarlo, es decir, cada vez que quieras comer un poco de jamón ibérico o serrano. En bares y restaurantes puesto que se utiliza prácticamente todos los días, se afila constantemente. Los cuchillos jamoneros tienen un precio superior al resto y, si queremos que nos duren tanto tiempo como sea posible, hay que cuidarlos como es debido. El cuchillo se debe limpiar con agua y jabón y se tiene que secar inmediatamente después para evitar oxidaciones. Asimismo, cabe tener en cuenta que no es aconsejable meterlo en el lavavajillas ya que podría chocar con otros artilugios de cocina y deteriorarse más rápidamente.

Como ves, saber cómo afilar un cuchillo jamonero paso a paso es tan importante como colocar correctamente el jamón en el jamonero o conocer el grosor que tiene que tener cada loncha. Si quieres aprender todas estas cuestiones, puedes apuntarte a nuestro curso de corte donde los mejores profesionales te enseñarán todos los trucos necesarios para conseguir la perfección en cada loncha. ¡Disfrutarás del jamón ibérico como nunca antes lo habías hecho!

Comentar

Tenga en cuenta, los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.