brochetas de melon con jamon serrano

Ricas brochetas de melón con jamón serrano

Si hay un plato de jamón ibérico perfecto para el verano que gusta a todo el mundo es el de melón con ibérico pero, ¿sabes cuál es el truco para preparar unas brochetas de melón con jamón serrano perfectas? ¡En Enrique Tomas vamos a compartirlo contigo!

Preparación de las brochetas de melón con jamón serrano

Ingredientes

  • 80 gr. de jamón ibérico de cebo o de bellota
  • 1/2 de melón de Galia
  • Palillos aptos para brochetas

Pasos

  1. Lo primero que tienes que hacer es abrir el paquete de loncheado de jamón y dejar que las lonchas entren en contacto con el aire y se separen las unas de las otras de manera natural. Aprovecha este tiempo para ir cortando el melón.
  2. Hazlo a rodajas y, en cuanto las tengas listas, ve cortándolo a cada una de ellas la corteza.
  3. Ahora que ya tienes el melón, hazlo a tacos y ponlo en un bol. Si ves que el jamón ya está listo, es el momento de montar las brochetas.
  4. Puedes hacer dos cosas: o bien haces brochetas con diferentes trozos de melón o bien pones una única porción  en cada palillo, nosotros hemos apostado por la primera.
  5. Coge un palillo y ve alternando taco de melón con un poco de jamón, puedes partir cada loncha en dos por ejemplo. En cuanto tengas tus brochetas de melón con jamón listas colócalas en un plato y, ¡a disfrutar!

Consejo: en Enrique Tomás hemos decidido prepararlas con melón de Galia porque es dulce, siempre está de temporada y es uno de nuestros favoritos. Pero, si quieres, puedes apostar por cualquier otro tipo de melón.

melon-jamon-et

Con qué combinar las brochetas de melón de jamón

El melón con jamón es un plato muy refrescante que puedes servir como entrante de cualquier plato o que puedes acompañar con otros del estilo. Durante los meses de verano los menús a base de este tipo de preparaciones son muy apetecibles así que te recomendamos que apuestes por:

  • Ajoblanco con almendras: para hacerlo solo tienes que mezclar 150 gr. de almendras machacadas, 80 gr. de pan desmigado, tres dientes de ajo picados, 170 ml. de aceite de oliva, una cucharada de vinagre, 550 ml. de agua fría y agua. En cuanto lo tengas todo integrado pásalo por una batidora para evitar que siga teniendo grumos y deja que se enfríe en la nevera.
  • Gazpacho tradicional: es otra preparación líquida para el verano que puedes hacer como alternativa al ajoblanco. Lava medio pepino, un pimiento verde y cinco tomates, pélalo todo y ponlo en el vaso de la batidora. Añade un diente de ajo, media barra de pan duro, 80 ml. de aceite de oliva, 80 ml. de vino blanco y un poco de sal y mezcla hasta que no te queden grumos. Si te ha quedado muy espeso puedes añadirle un poco de agua.
  • Ensalada caprese: aunque puedes recurrir a cualquier tipo de ensalada, esta es muy refrescante y sencilla de hacer. Solo necesitas tomate, mozzarella, albahaca y aceite. Empieza lavando el tomate, laminándolo y colócalo en un plato. Corta la mozzarella también a lonchas y colócalas sobre el tomate. Báñalo todo primero con aceite y luego con albahaca. ¿Has visto que sencillo?

Y ahora que ya has visto con qué puedes acompañar tus brochetas, ¿a qué estás esperando para prepararlas? ¡Le van a gustar a todo el mundo!

Comentar

Tenga en cuenta, los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.