Conservar el jamón en verano

Cómo conservar el jamón en verano

En verano las temperaturas se disparan y el calor acecha no solo a nuestro aguante físico sino a la conservación nuestros alimentos. Por eso, para que tu jamón ibérico o tus loncheados no se estropeen te explicamos cómo conservar el jamón en verano y seguir disfrutando de él al máximo. Con unos mínimos cuidados y prácticos consejos de la mano de Enrique Tomás no tendrás ningún problema y podrás mantener su sabor intacto. ¡Toma buena nota!

https://youtu.be/8_1_yeUgxfE

El jamón y el calor

Si has comprado una pieza de jamón o una paleta, te recomendamos que la empieces a comer el primer día. Cuando llega a tus manos esta pieza está en su momento más óptimo de consumo por lo que lo más adecuado es empezarla. Una vez abierto, te contamos cuanto dura un jamón o una paleta en buen estado.

Tiempo de consumo del jamón en verano

En época de calor, un tiempo razonable para un jamón de unos 7 kg, a temperatura ambiente y bien protegido puede durar bien unas dos semanas. En el caso de una paleta de 4,5 kg máximo unos 10 días. Esto es así, porque el calor hace que el jamón sude más, pierda más grasa que lo protege y se deshidrate más rápido. Así, no solo se seca más, sino que llega a oxidarse por la fuente constante de calor que es la temperatura ambiente de los días veraniegos.

Los mejores consejos para conservar el jamón en verano

Cualquier pieza de jamón que llegue a estropearse por no seguir unas básicas y fáciles recomendaciones sería realmente una pena y un desperdicio. Cuanto mas tiempo tardemos en consumir una pieza, más irá perdiendo su sabor y textura originales y es una pena que eso pase en un producto tan preciado cuyo consumo debe dar siempre placer. Por ese motivo, te contamos cuáles son las claves para conservar tu pieza o tus loncheados en el mejor estado:

Con la pieza entera: jamón o paleta

  1. No hace falta que busques un pequeño microclima en casa como una despensa. Simplemente mantén la pieza de jamón fuera del alcance de una fuente de luz o calor directa como puede ser el sol, los fogones y el horno, si es que la tienes en la cocina como es lo más habitual.
  2. Cada día corta unas lonchas para que el corte este vivo y la grasa infiltrada pueda florecer para que no se seque. Cortando a diario su sabor, color y textura permanecerán intactos en el paso de los días.
  3. Una vez cortado, lo mejor es comértelo al momento o como dice Enrique Tomás, “¡la mejor loncha es la que no toca ni el plato, es la que pasa del cuchillo a la boca directamente!” Y si no es el caso, corta el jamón poco antes de servir a la mesa, cuanto más recién cortado, mejor.
  4. Además, una vez finalizado el corte NO cubras la parte cortada con su propia grasa, sino con un film transparente o con un paño de algodón limpio sin pelusa, hasta el próximo uso.

Para más consejos te recomendamos: Preguntas frecuentes sobre conservación del jamón.

Con los sobres de loncheados envasados al vacío

Si para ti consumir la pieza entera de jamón o paleta antes de las dos semanas o los diez días recomendados en verano se hace muy complicado - ya sea porque sois pocos en casa, porque en verano viajáis con más frecuencia o porque no vais a cortar cada día- te recomendamos adquirir los sobres loncheados de jamón envasados al vacío. Eso te permitirá alargar el tiempo de conservación hasta los tres meses.

¿Cuáles son las ventajas de este formato?

  1. Duración: El loncheado al vacío nos permite consumir el producto en el espacio de un mínimo de tres meses.
  2. Espacio: Una paleta o jamón en la cocina ocupa espacio con su jamonero correspondiente, en cambio los sobres apenas ocupan espacio en la nevera.
  3. Variedad: Adquirir el jamón en este formato te permite probar distintos tipos de jamón y así encontrar más fácilmente tu favorito.

Para saber más, te recomendamos: Ventajas de comprar jamón loncheado.

Tips de conservación y consumo de los loncheados

  1. Siempre es recomendable conservar los sobres de loncheado en el friogorífico, pero en verano es IMPRESCINDIBLE. Solo así se mantendrán en perfecto estado hasta después de 3 meses.
  2. Recuerda que debes sacar el paquete de jamón del frigorífico una media hora antes de comerlo: sabrás que está listo para consumir cuando las lonchas de jamón se puedan separar fácilmente sin apenas romperse. Solo entonces habrán adquirido la temperatura ambiente que te permitirá notar los aromas y el máximo sabor.
Dónde comprar jamón loncheado - Enrique Tomás

Con estos tips ya tienes todo para disfrutar del sabor del jamón intacto en verano. Recuerda que la conservación es un factor imprescindible a tener en cuenta a la hora de comprar jamón.

Comentar

Tenga en cuenta, los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.