croquetas de jamon iberico cremosas

Croquetas de jamón ibérico cremosas

El jamón ibérico es uno de los manjares made in Spain más famosos dentro y fuera de nuestras fronteras y disfrutar de él es una experiencia única. Sin embargo, no solo se puede degustar acompañándolo con un poco de pan, sino que también está riquísimo integrado en diferentes platos de cocina, como las croquetas de jamón ibérico cremosas que te traemos en esta entrada de Enrique Tomás.

Antes de empezar vamos a ver qué jamón ibérico elegir para preparar las croquetas y, una vez lo tengas claro, qué pequeños trucos hay que conocer para que sean irresistibles. ¡Vamos allá!

Qué curado utilizar para preparar croquetas de jamón ibérico cremosas

El jamón ibérico es un producto sin igual del que se disfruta simplemente colocando una loncha en la boca pero, ¿quieres cocinarlo? No hay problema porque, además de disfrutarlo solo, también se puede utilizar en la cocina.

Hay que tener en cuenta que este ingrediente es básico en muchas recetas típicas de nuestra gastronomía, como por ejemplo, en las lentejas o en la fabada. Sin embargo, estos platos están preparados normalmente con el tocino y, en lo que respecta a las croquetas, es mejor utilizar virutas, tacos o lonchas.

En Enrique Tomás nos preocupamos porque no se deseche nada del curado y por eso te recomendamos que para preparar tus croquetas de jamón ibérico cremosas utilices la parte de la pierna que se te puede haber secado un poco o las lonchas de ese pack que no te terminaste al abrirlo. Sin embargo, esto es solo una recomendación, si tú quieres empezar un paquete de loncheado para preparar las croquetas o cortar curado tierno, por supuesto que no hay ningún problema. ¡Las croquetas van a estar deliciosas de todos modos!

Pero, ¿qué tipo elegir? Según el sabor de jamón tendrá un gusto más suave o más intenso. En función de lo que quieras te recomendamos dos de nuestros sabores uno por su amabilidad y con menos sal, el jamón suave, y en caso de que prefieras unas croquetas con gusto a jamón fuerte pues prueba el sabor intenso.

De todas formas un loncheado de Jamón Gran Reserva, no ibérico sirve igual porque está rico, rico y es también amable. [caption id="attachment_2837" align="aligncenter" width="800"]croquetas de jamon serrano Croquetas de.....¡Rico jamón![/caption]

Receta de croquetas de jamón ibérico

De acuerdo, ya has decidido qué jamón ibérico utilizar, vamos a preparar entonces las croquetas. Los ingredientes que vas a necesitar para cuatro personas son:

Ingredientes

  • 50 gr. de mantequilla
  • ½ cebolla
  • 60 gr. de harina
  • 230 gr. del jamón que hayas elegido
  • 0,8 l de leche
  • 1 cucharada de nuez moscada
  • 1 cucharada de pimienta negra molida
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Aceite

Preparación

Si ya lo tienes todo, lo primero que tienes que hacer es cortar a tacos el jamón. En cuanto esté listo, ponlo en una olla con la leche a fuego lento durante quince minutos, así el curado estará más tierno y la leche se empapará de su aroma.

Aprovecha este tiempo para ir haciendo la cebolla. Lo primero es picarla tan pequeña como puedas y pocharla durante cinco minutos en una sartén con aceite. Echa después la mantequilla y, en cuanto se derrita, incorpora la harina y remueve bien. Este paso es muy importante porque si no tu bechamel tendrá grumos.

Si la leche y el jamón ya están listos, viértelos en la sartén e incorpora también la nuez moscada y la pimienta y remueve. Espera quince minutos a que esta mezcla se espese y, transcurrido este tiempo, apaga el fuego y deja que se enfríe la masa. Es recomendable que la pongas una hora en la nevera para que esté más densa.

Transcurrido este tiempo, bate los huevos y pon el pan rallado en una superficie plata. Lo que sigue a continuación es muy sencillo. Lo primero es poner un dedo de aceite a freír y a continuación solo tienes que coger una porción de bechamel, hacer una bola, pasarla por el huevo y luego por el pan rallado y echarla a la sartén. Deja que tu croqueta se fría durante cinco minutos por todos lados hasta que veas que tiene cierto color dorado y repite el proceso hasta terminar toda la bechamel. En cuanto se enfríen, ¡vas a disfrutar de unas croquetas de jamón ibérico cremosas que están de rechupete!

Comentar

Tenga en cuenta, los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.