Qué es una bellota

¿Qué es una bellota?

Podemos decir que disfrutamos del jamón ibérico de bellota gracias a la existencia de este magnífico fruto: la bellota. Pero, ¿sabes qué es una bellota?, ¿sabes cuáles son sus propiedades y beneficios? ¡En este post te lo contamos todo!

Cuando hablamos de la bellota nos referimos al fruto característico de las especies del género Quercus, donde se encuentra el árbol de la encina. Según el diccionario de la Real Academia Española, se considera bellota al "fruto de la encina, del roble y de otros árboles del mismo género como el alcornoque". Las bellotas se componen de una cáscara dura de color castaño claro que guarda dentro una única semilla y suelen medir unos 2-3 cm de alto.

Propiedades de las bellotas

Antes de hablar de las propiedades de la bellota, debemos tener en cuenta que, en la actualidad, este no es un fruto seco que se incluya de forma habitual en nuestra dieta, sin embargo, sabemos que antiguamente este fruto era un ingrediente muy común en la dieta mediterránea. Hoy en día las bellotas se utilizan para hacer algunos tipos de harina, licores y por supuesto, para alimentar a los cerdos ibéricos.

Las bellotas destacan principalmente por su alto contenido en ácido oleico, un componente que también se encuentra en el aceite de oliva virgen. Este ácido oleico es un tipo de grasa saludable que produce efectos beneficiosos para el colesterol, ayudando a reducir la tasa de colesterol “malo” y potenciando la creación del colesterol beneficioso. Gracias a este componente, el jamón ibérico de bellota tiene numerosos beneficios para la salud cardiovascular. Para saber más sobre este tema te recomendamos: “El jamón ibérico en tu dieta cardiosaludable”.

Beneficios de la bellota en la alimentación del cerdo ibérico

La alimentación a base de bellotas unida al ejercicio que hacen en las dehesas y a su capacidad genética de infiltrar la grasa en el músculo da como resultado una carne muy aceitosa y deliciosa. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los cerdos ibéricos no se alimentan única y exclusivamente de bellotas. Como mamíferos que son, primero se crían con la leche materna hasta que alcanzan los 23 kilogramos de peso y, tras el destete, son alimentados con pienso que, dependiendo de si los ganaderos quieren que hagan la montanera o no, será de dos tipos:

  1. Los cerdos de raza ibérica escogidos para hacer la montanera comen un pienso con menos nutrientes pues, una vez alcancen los 100 kilogramos de peso, serán trasladados a la dehesa.
  2. La dieta de los cerdos que crecerán en la granja está compuesta por un pienso más vitaminado y enriquecido y dan lugar al conocido jamón ibérico de cebo.

¿Qué es la montanera?

Para entender cuando es el momento que los cerdos ibéricos se alimentan de las deliciosas bellotas, hay que conocer la montanera. El período de montanera se desarrolla desde mediados de octubre hasta aproximadamente finales de marzo, en el momento que la bellota se encuentra en su punto óptimo. De hecho, un cerdo ibérico solo recibe la denominación de “ibérico de bellota” si ha comido este fruto durante este período de tiempo. Además, también existe una regulación acerca de dónde deben alimentarse de bellotas, se trata de las famosas dehesas españolas.

Las dehesas son espacios muy singulares y con una gran biodiversidad. En España el terreno calificado como “dehesa” se calcula que abarca entre los 3.5 y los 5 millones de hectáreas repartidas entre Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León y la Comunidad de Madrid. Dado que el número de parcelas y de encinas es limitado, la producción de cerdos ibéricos de bellota también lo es. Una dehesa debe tener por lo menos 100 metros cuadrados por cerdo y, por lo tanto, como mucho se pueden engordar 700.000 cerdos al año, es decir, solo se puede comercializar un máximo de 1.400.000 millones de jamones.

Dehesa Amanecer
Dehesa Amanecer

La correcta alimentación es vital para garantizar el desarrollo de los músculos. Un cerdo ibérico puede llegar a alcanzar hasta los 180 kg. En estas zonas los cerdos se alimentarán de bellotas, pero también de raíces, hierbas y frutos silvestres. Al principio, cuando llegan a las dehesas y su peso aún rodea los 100kg, son trasladados a la parte más alta de las montañas. A partir de ahí caminan y musculan recorriendo las hectáreas de la dehesa. Esa también es la clave para que infiltren la grasa de las bellotas en el músculo y se creen esas vetas de grasa interna que tanto sabor y jugosidad dan a cada loncha de jamón.  

Cómo consumir jamón
Cómo consumir jamón

El jamón ibérico de bellota

Este tipo de jamón ibérico se convierte en un producto único de la gastronomía española. Por un lado, gracias a la existencia de la raza ibérica, autóctona y única de la Península ibérica. Y por otro lado, gracias a la alimentación a base de bellotas en este ecosistema exclusivo como es las dehesa, un espacio ideal para la cría y engorde del cerdo.

Ahora que ya tienes claro qué es una bellota y qué beneficios aporta, te recomendamos probar el jamón de bellota. En Enrique Tomás tenemos de dos tipos: el jamón ibérico de bellota y el ibérico de bellota de pata negra. Cada uno tiene diferentes matices y sabores. Lo que los diferencia es el porcentaje de raza ibérica de cada uno. Mientras que el jamón de bellota ibérico puede ser 50% o 75% raza ibérica, el jamón de bellota ibérico pata negra es 100% ibérico, es decir, de padre y madre 100% ibéricos. Conoce más sobre ellos en tipos de jamones ibéricos o consulta nuestra tienda online.

Comentar

Tenga en cuenta, los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.