Envasado al vacío

Envasado al vacío

El envasado al vacío es una técnica popular para conservar el jamón cortado por un período de tiempo más prolongado. El proceso implica colocar el jamón en una bolsa de plástico especial y eliminar todo el aire de la bolsa antes de sellarla.

El vacío ayuda a preservar la calidad del jamón al prevenir la oxidación y la deshidratación. El empaque al vacío también ayuda a evitar que el jamón entre en contacto con el aire, lo que puede afectar su sabor y textura con el tiempo, y acabe por oxidarse.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el envasado al vacío no es una solución de almacenamiento permanente para el jamón. Aunque puede prolongar la vida útil del producto, el jamón aún tiene una fecha de vencimiento que suele ser de un máximo de 6 meses. Además, una vez que se rompe le vacío, se debe consumir el jamón dentro de un plazo de tiempo razonable, generalmente dentro de los 3 días posteriores a la apertura.

En general, el envasado al vacío es una buena opción para aquellos que desean prolongar la vida útil del jamón cortado. Sin embargo, es importante seguir las instrucciones de almacenamiento adecuadas, siempre en refrigeración entre 3 y 8 ºC. Antes de consumir, se recomienda sacar el jamón del vacío una hora antes para que tome la temperatura ambiente, empiece a sudar y a tomar el brillo característico. Estará a punto, cuando las lonchas se separen sin romperse.

Comentar

Tenga en cuenta, los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.