Ir a la información del producto
1 de 5

Jamón de Campo Ibérico

Precio regular
$994.500,00
Precio regular
Precio de venta
$994.500,00
Impuesto incluido.
  • Cerdo Ibérico de Cebo de Campo

  • Alimentación: Pienso + Cereales + Hierbas + Plantas silvestres 

  • Curación 24 meses

Peso: 7.50 kg - 9.50 kg

El jamón de campo ibérico siempre es una muy buena alternativa. El cerdo ha sido engordado de manera muy controlada a base de piensos (básicamente cereales y leguminosas) para que alcance la edad madura con un peso suficiente y fortaleza muscular para aguantar unos meses de libertad. Una vez ha llegado al peso ideal, se le saca a pastar libremente por el campo (o pastos mediterráneos) para que se nutra a base todos aquellos frutos silvestres que encuentre. Su alimentación se acabará de nuevo con pienso y el proceso de curación será de 24 meses.  El jamón forma parte de la cultura española y más que un producto gourmet, es un producto con sabor y alma que en Enrique Tomás tratamos con el mayor esmero y cuidado posible. Para que disfrutes de los maravillosos sabores de la Península Ibérica no solo te ofrecemos una pieza exquisita, sino que además podrás pedir nuestro jamón de campo ibérico por nuestro equipo de expertos jamoneros.


  • ENTREGA EN 1-2 DÍAS

  • Devoluciones en 7 días desde la recepción del producto

Jamón de Campo Ibérico
Jamón de Campo Ibérico Jamón de Campo Ibérico
Jamón de Campo Ibérico
Jamón de Campo Ibérico

DESCRIPCIÓN

Jamón de Campo Ibérico

El jamón es un arte y como tal, lo tratamos con mucho cuidado para que todos nuestros clientes disfruten de la magnífica experiencia que es el comer jamón. Entonces, empezamos con la mención que el jamón de cebo de campo se hace a partir de cerdos ibéricos, animales únicos en el mundo, que tienen la capacidad de infiltrar grasa en el músculo. Estos cerdos se han alimentado con pienso, cereales y vitaminas hasta que han alcanzado los 100 kilogramos de peso, luego se han soltado en el campo donde han podido comer libremente frutos silvestres, hierba y similares, incluso alguna bellota. Finalmente, y aquí es donde está la principal diferencia del jamón de campo ibérico del resto ya que, se finaliza el proceso de engorde nuevamente con pienso y cereales.

En cuanto a la curación, luego de un proceso de cocinado perfecto, las piezas de jamón de campo ibérico pasan un período de 24 meses de curación, de forma que cuando llegue a tu mesa, disfrutes de un producto en el mejor punto de sabor, color y textura. La calidad de la materia prima y el delicado trato del producto, siguiendo cada proceso a la perfección, es lo que nos garantiza que todo el jamón de Enrique Tomás es el mejor.

El equipo de calidad e Enrique Tomás ha hecho una selección de los mejores jamones de campo ibérico que se pueden encontrar hoy en el mundo. Cuando lo pruebes comprobarás su alto grado de sabor y untuosidad.

INFORMACIÓN NUTRICIONAL

Información nutricional (por cada 100 g)

Jamón Ibérico de Cebo de Campo Selección - 24 meses de curación

  • Valor energético (kcal/KJ): 303/1261
  • Grasas (g): 19.2
  • de las cuales saturadas (g): 7.8
  • Hidratos de carbono (g): 0.1
  • de los cuales azúcares (g):<0.1
  • Proteínas (g): 32.3
  • Sal (g): 4.9

CONSERVACIÓN

La pieza entera se recomienda conservarla en un lugar seco y fresco y preferiblemente colgado o en un jamonero.

Una vez empezado el jamón se recomienda consumirlo en menos de 21 días para que mantenga todo su sabor, calidad y propiedades. En verano se debe consumir en menos de 16 días. Cortar cada vez solo el jamón que se vaya a consumir en ese momento y ponerle un paño que no suelte pelusa para que no le dé la luz y esté lo menos expuesto al aire hasta la próxima vez que se vaya a volver a cortar.

GARANTÍA Y POLÍTICA DE DEVOLUCIÓN

Para saber cuál es nuestra política de devolución y reembolso clica aquí.

  • CALIDAD

    Cerdo Ibérico de Cebo de Campo

  • ALIMENTACIÓN

    Alimentación: Pienso + Cereales + Hierbas + Plantas silvestres 

  • CURACIÓN

    Curación 24 meses

  • FORMATO

    Pieza entera

  • PAÍS DE ORIGEN

    España

  • ALÉRGENOS